EL “SELFIE” IMPOSIBLE

En Dinamarca se ha creado el joven Museo de Selfies que, al añadir una mano y un móvil, modifica varios retratos de la historia del arte. Según su creadora, Olivia Muus, estos ficticios autorretratos modifican el carácter del modelo, “obtenemos una percepción completamente diferente de la persona conforme colocamos un smartphone frente a su rostro”.

Las imágenes corporales proliferan. Sin duda el ser hablante adora su cuerpo, y se viste con su imagen para asegurarse de que lo tiene, incluso, y paradójicamente, hasta poner en riesgo su propia vida en los llamados selfies imposibles.

Pero son imágenes seccionadas de las palabras, cuya finalidad es la de obtener un “me gusta” en las diversas redes sociales como Facebook o Instagram.

¿Cómo tener, entonces, un cuerpo más allá de la captura por la imagen?

Proponemos construir una Galería de Imágenes. Contaremos, para ello, con las colaboraciones periódicas de José Luis Chacón quien, en sucesivas entregas, abordará selfies, autoretratos de artistas con un sesgo común: la manipulación que puedan hacer de la imagen de su cuerpo; lo que E. Laurent en “El reverso de la biopolítica”, llama “manipulación de la imagen sinthoma”. Revisaremos, entonces, la obra de artistas, mujeres primordialmente, que se han dedicado al autoretrato, elaborando sus piezas en una sublimación de nuevo cuño.

De otra parte, la participación de los lectores de este blog es necesaria. Os animamos a que nos enviéis la imagen de un retrato, o un autorretrato de la historia del arte –con los derechos de uso correspondientes- que os guste (ya sea cuadro, foto…), con un pequeño comentario en torno al tema de las Jornadas.
José Luis Chacón, Blanca Fernández y Julio González.

Envío de textos a identidades@elp.org.es