Nuestro porvenir de mercados comunes será

balanceado por la extensión cada vez más

dura de los procesos de segregación

J. Lacan, Proposición de 1967 (1)

En 1967 Jacques Lacan fue invitado por Maud Mannoni a clausurar las Jornadas sobre las psicosis del niño, que se llevaron a cabo en Francia, el 21 y 22 de octubre, donde Lacan pronuncio una alocución (2) improvisada que un año después fue trascrita por el autor para su publicación en una revista bajo el título infancia alienada.

En este Discurso de clausura Lacan habla sobre las psicosis en el niño (3) a un auditorio básicamente de psicoterapeutas infantiles quienes son deslumbrados por una de las elocuciones más políticas de Lacan, junto a Televisión, ya que los asistentes esperaban solo escuchar hablar de niños, psicosis e institución, sin embargo, Lacan introdujo la cuestión de los imperialismos en una era planetaria (4).

La intervención es también un homenaje a Maud Mannoni por la iniciativa de las Jornadas y el trabajo en la clínica de la psicosis infantil. Mannoni dos años después del encuentro, en 1969, junto a Robert Lefort fundan la Escuela Experimental de Bonneuil, influidos por Donald Winicott y Jacques Lacan, que se dedicaba al trabajo con niños psicóticos y autistas que no podían ser tratados en los hospitales psiquiátricos tradicionales y para los cuales la escuela especial no era una respuesta.

Lacan en esta elocución se anticipa a su época poniendo en primer plano el problema, más candente, que es el progreso de la ciencia que cuestiona todas las estructuras sociales conocidas extendiéndose de manera planetaria para arreglárnosla cada vez de manera más apremiante con los fenómenos de segregación (5), sin precedentes.

De esta manera, uno de los nombres de la segregación seria el niño generalizado (6) que Lacan toma de las Antimemorias de André Malraux a quién un Capellán le hizo una observación diciéndole que no hay personas mayores (7), por lo que Lacan propone que la persona mayor seria aquella que se hace responsable de su goce, como lo indica Kant.

Kant, invitaba a los individuos a abandonar la minoría de edad, ser adulto. Sin embargo, en la época de la hipermodernidad en la que vivimos, como lo indica Lipovetsky, hay un empuje a ser perpetuamente joven. Son los tiempos del individuo desinstitucionalizado, volátil e hiperconsumidor, donde el discurso capitalista intenta unificar las formas de gozar en comunidades de goce sujetas al mercado.

Entonces, el niño generalizado estaría del lado del sujeto hiperconsumidor que se identifica a significantes como el de generación milenians para seguir siendo niños, irresponsables de su goce, en una era dominada por la ciencia y el capitalismo que presentan la figura del padre pulverizado. Esto no sin consecuencias para el cuerpo, las instituciones y el lazo social ya que como lo indica Lacan, en Estrasburgo, un año después de la elocución, “la huella, la cicatriz de la evaporación del padre es lo que podríamos colocar bajo la rúbrica y el título general de la segregación” (8).

Alejandro Velázquez.

 

  1. Lacan, J., “Proposición del 9 de octubre de 1967”, Momentos cruciales de la experiencia analítica, Argentina, Manantial, 2000, p. 22.
  2. Lacan, J., “Alocución sobre las psicosis del niño”, Otros Escritos, Argentina, Paidós, 2000, p. 381-391.
  3. Ibíd.
  4. Ibíd., p. 383
  5. Ibíd.
  6. Ibíd., p. 389.
  7. Ibíd.
  8. Lacan, J., Intervención de Lacan en el Congreso de Estrasburgo, 12 de Octubre de 1968, publicado en “Lettres de L´école Freudianne 7 (1968).

 

Comparte / imprime este artículoShare on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email
Print this page
Print